domingo, 23 de julio de 2017

Reseña de Yokai: monstruos y fantasmas en Japón

1 comentarios
 
妖怪 o yōkai es una palabra japonesa compuesta por dos ideogramas: «yō», encantador, atractivo, desastre, y «kai», extraño o misterio. Juntas, significan aparición, espectro, demonio o duende. En general, designa a los monstruos de las leyendas japonesas. Y de eso trata el libro que reseño a continuación, Yokai: monstruos y fantasmas en Japón, de la editorial Satori. Escrito por Andrés Pérez y Chiyo Chida, se trata de una guía ilustrada de los monstruos de las leyendas japonesas, más algunas reflexiones sobre su historia y significado.

Los monstruos están presentes en las leyendas de todas las culturas, y la cultura japonesa cuenta con un buen número de ellos. Si, como a mí, no solo te gustan los monstruos sino también Japón, este es sin duda un libro recomendable. Por otro lado, las leyendas tradicionales de un país nos abren ventanas al espíritu de su cultura, de una forma muy amena, ya que se trata de historias que han ido pasando de padres a hijos desde tiempos inmemoriales. De este modo, si te gustan las leyendas en general también es posible que te guste este libro.


Antes de nada


Cabe destacar la labor de la editorial Satori, una empresa gijonesa que publica libros centrados en la cultura, la historia y la literatura de Japón. Gracias a ella, los lectores hispanohablantes podemos tener acceso en nuestra lengua a clásicos como El cantar de Heike o El libro de los cinco anillos, pero también recopilaciones de haiku, tratados sobre la relación histórica entre Japón y España, sobre el sintoísmo, literatura de terror, y un largo etcétera de publicaciones de gran interés sobre Japón. En el momento de escribir estas líneas, la editorial Satori ha cumplido 10 años y desde aquí les felicito por su labor de divulgación.


Forma


Este libro está encuadernado en tapa blanda con solapas y tiene unas doscientas páginas. El diseño de la portada está cuidado, con el título en un tipo de letra original. Destaca sobre todo un detalle de un grabado de 1737 de uno de los monstruos descritos en el libro: una «rokurokubi», obra de Sawaki Sushi. De hecho, el libro está ilustrado con numerosos grabados japoneses antiguos, tanto en color como en blanco y negro, que representan los monstruos que se describen en el libro y que son perfectas para acompañar el texto. Por otro lado, también incluye ilustraciones muy sencillas de Chiyo Chida que pretenden ser chistosas pero que, a mi modo de ver, no aportan prácticamente nada salvo en un par de ocasiones. Llamadme quisquilloso, pero la gran mayoría de estas ilustraciones solo están de relleno para justificar que cada capítulo específico sobre los monstruos empiece con el grabado japonés en la página de la izquierda. Eso crea unos espacios en blanco bastantes vergonzosos en ocasiones que podrían haberse aprovechado para incluir más información, pero que solo hacen que aumentar innecesariamente el número páginas del libro.

Esto es «el terror de la página en blanco». Hay más en el libro. Y ahí caben por lo menos cuatro o cinco leyendas más...


Contenido


Yokai: monstruos y fantasmas en Japón se divide en cuatro partes: primero una introducción, luego el grueso del libro se dedica a una treintena de descripciones de monstruos japoneses, seguidos de unos apéndices con la descripción de varios monstruos más, como los propios de las leyendas de la isla de Hokkaido, al norte de Japón, y de las islas de Okinawa, en el extremo sur del archipiélago japonés, entre otros. Todo este texto es obra de Andrés Pérez, licenciado en Historia con máster en Estudios del Asia y Pacífico, que actualmente vive en Kioto. Finalmente, el libro concluye con un epílogo de Chiyo Chida, japonesa licenciada en Historia y diseñadora gráfica, que aporta su visión personal sobre los yōkai y algunos detalles sobre la imagen moderna que se tiene de estos monstruos en Japón.

La introducción es necesaria para situar al lector y presentar a los yōkai. Estos monstruos del folclore japonés tienen formas muy variadas y pueden ser malignos, pero a veces solo traviesos e incluso beneficiosos para los seres humanos. En general, explican fenómenos sobrenaturales y sus orígenes se remontan a la Edad Media e incluso mucho antes. El autor explica también dónde pueden encontrarse estos seres y en qué situaciones, lo que ayuda a meternos en la piel de las personas que creyeron sin lugar a dudas en su existencia. Pero estos seres de leyenda no habrían tenido la vigencia que tienen hoy de no ser por su representación gráfica, que empezó ya en el siglo XIV, se popularizó siglos más tarde y continúa hasta la actualidad. Un ejemplo evidente de esto es que, si paseas por cualquier ciudad japonesa, encontrarás tarde o temprano una tasca o restaurante en cuya entrada te da la bienvenida la figura de un tanuki (un mapache japonés que también se considera un yōkai). Esta fascinación de los artistas japoneses por las leyendas de su país me hizo pensar en el por qué los seres de leyenda españoles (igualmente numerosos y variados) son prácticamente desconocidos y ausentes de nuestro conjunto de imágenes populares.


En la sección sobre la descripción de los seres de leyenda, se inicia cada descripción con el nombre en ideogramas japoneses. Y debajo, el autor ofrece una traducción que es interesante porque lo acerca mucho más al público hispanohablante. Por ejemplo, la rokurokubi solo por el nombre queda exótico, pero no nos dice mucho. Sin embargo, si la llamamos «cuellielástica» nos sugiere significados mucho más parecidos a los que recibe un japonés cuando lee rokurokubi.

En estas 33 descripciones se incluyen los yōkai más conocidos como tanuki (perros mapache), kappa (golfillos de río) o tengu (duendes de las montañas), pero también otros menos famosos en la cultura popular que nos han traído los cómics y películas de dibujos japoneses. Por ejemplo, ahí tenemos el buey diablo, el chupamugres o el lavahabas. El texto de las descripciones está escrito de forma amena, incluye las posibles variedades de cada ser y se describe brevemente alguna leyenda en la que aparece.

Me sorprendió descubrir que algunos animales como los sapos, las serpientes o los gatos, también se consideran yōkai en algunas circunstancias. Por último, es muy curioso observar que hay algunos seres de leyenda comunes a muchas culturas además de la japonesa. Por ejemplo, en este bestiario existen también las sirenas, las quimeras y las brujas, aunque son ligeramente diferentes de las que existen en la tradición mitológica europea.


Pese a lo interesante de estas descripciones, me resultó mucho más interesante el apéndice. El motivo es que este empieza por describir algunos seres de leyenda que, aunque también son japoneses, son mucho más desconocidos por pertenecer a zonas del archipiélago más alejadas del centro. Me refiero a las leyendas de Hokkaido, la isla del norte, y las leyendas de Okinawa, en el extremo sur tropical de Japón. Los monstruos de Hokkaido surgen de las leyendas de los ainu, el grupo étnico indígena de Hokkaido y el norte de Honshu, pero por desgracia, solo se describen nueve de forma muy breve. Lo mismo ocurre con los seres de las leyendas de Okinawa, de los que solo se describen cinco. Me hubiera gustado que se hubieran dedicado muchas más páginas a las leyendas de estas zonas más apartadas, aunque entiendo que en un libro sobre yōkai tenga más importancia aquellos más propios del centro de Japón.

En los apéndices se incluye información más extensa sobre tres tipos de monstruos muy conocidos en Japón, como son las apariciones fantasmales, los oni o demonios del infierno y, finalmente, los tsukumogami, que son los yōkai de los objetos domésticos de más de cien años de edad. En Japón hay una extensa tradición de historias de fantasmas como demuestra el recopilatorio que hizo en su día Lafcadio Hearn y que también publica la editorial Satori en español (En el Japón fantasmal). En este libro, el autor se limita a diferencias a los fantasmas del resto de monstruos y también muestra sus diferencias respecto a los que conocemos en Europa. Por su parte, los oni protagonizan muchísimas leyendas y están presentes incluso en los rituales religiosos. Son enemigos de los humanos desde tiempos inmemoriales, aunque también se les puede domesticar en algunas ocasiones. Por último, el apartado sobre los tsukumogami resulta muy curioso por ser un tipo de monstruo relacionado con los objetos viejos. Estos parecen reflejar el contraste entre la admiración que sienten los japoneses por los objetos antiguos y, a su vez, la necesidad de limpieza y renovación.


Para terminar, me gustó mucho el epílogo del libro, donde la coautora japonesa del libro aporta su visión personal y «desde dentro» del mundo los yōkai. Aquí encontramos vivencias personales que relaciona con el mundo de lo sobrenatural y cómo se enmarca en la sociedad japonesa actual. También explica el fenómeno actual de los yōkai en Japón, y por qué son tan conocidos. En resumen, me parece el remate perfecto para Yokai: monstruos y fantasmas en Japón, ya que encaja todo lo expuesto en el libro en el día a día de los japoneses.

Conclusión


Este libro gustará a todo el que quiera conocer mejor los seres sobrenaturales más importantes de las leyendas Japonesas. Está escrito de forma muy amena y se devora con rapidez. En esto, cumple su objetivo de sobras y la prueba es que este libro se ha vendido muy bien. Fíjate: la primera edición es de 2012 y la que yo tengo es la cuarta edición de 2015. Otra prueba del éxito es que la editorial Satori ha sacado a la venta unas miniaturas pintadas de varios yōkai. Me parece un poco raro, pero supongo que quieren aprovechar el tirón. También han publicado Yokai: Mapa del Japón mitológico, un mapa de aspecto antiguo con los puntos marcados donde un supuesto investigador biólogo escocés avistó a los yōkai en el s. XIX.

Otros productos derivados del éxito de ventas de Yokai: monstruos y fantasmas en Japón

Por otro lado, y dejando de lado el desaprovechamiento del espacio, este libro puede que te decepcione un poco si ya conocías el mundo de los yōkai a través de otras publicaciones. En este caso, las 33 descripciones se quedan cortas si las comparamos, por ejemplo, con las que pueden encontrarse en la página web inglesa yokai.com de Matthew Meyer, que han dado lugar a dos libros: The Night Parade of One Hundred Demons y The Hour of Meeting Evil Spirits. Por otro lado, también existe en inglés The Book of Yokai: Mysterious Creatures of Japanese Folklore, de Michael Dylan Foster. Sin embargo, el libro de Andrés Pérez y Chiyo Chida es el primero que trata sobre los yōkai en español y solo por eso ya se merecen un buen halago. Aunque no es el único, ya que en 2014 la editorial Quaterni publicó un libro parecido, traducción de la obra de Sekien Toriyama, titulado: Guía ilustrada de monstruos y fantasmas de Japón, más grueso, pero con poco texto dedicado a cada yōkai. Por último, la editorial Satori tiene va publicar en español en octubre de 2017 una obra monumental sobre los yōkai creada por el japonés que más ha hecho por conservar la vigencia de estos monstruos y leyendas en el Japón actual: la impresionante Youkai Daihyakka o Gran Enciclopedia Yokai de Shigeru Mizuki. Sin duda un buen libro de referencia para todo apasionado de las leyendas y cultura japonesas.

La enciclopedia yokai de Shigeru Mizuki

En definitiva, los yōkai están más de moda que nunca. Si te apetece empezar a descubrirlos, Yokai: monstruos y fantasmas en Japón es una buena compra por 21 euros en cualquier librería grande. Y, si después de leer este libro (o antes) te apetece conocer algunas leyendas japonesas (no necesariamente con monstruos y fantasmas), hay otro libro de la editorial Satori que espero reseñar un día de estos: Mitos y leyendas de Japón, de Frederick Hadland Davis.

Y tú, ¿ya conoces a los yōkai? ¿Tal vez puedes recomendarme otros libros sobre yōkai? ¿Cuál es tu yōkai favorito? Me encantará leer tus comentarios. :-) A mí me encantan, tal vez se ha notado ¿no? Por eso, en mi campaña de samuráis han aparecido ya bastantes yōkai, por ejemplo, en el primer capítulo y en este (si no lo digo reviento). ;-P
 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff